Bodegas de la DO Ribera del Duero

Monday, September 12, 2011


China quiere "emborracharse"

Con una inflación en el 6,5%, los chinos están deseosos de encontrar productos con los que obtener una rentabilidad atractiva

El consumo del vino crece de forma espectacular en el país asiático, que ha lanzado incluso su propio fondo "espirituoso". En España, ya tenemos el nuestro.

A China no le importa reconocerlo públicamente: quiere «emborracharse». Y lo peor es que el resto del mundo lo ve con muy buenos ojos; sobre todo los productores franceses de vinos y coñacs, los grandes beneficiados de esta fiebre «espirituosa» que se ha despertado entre la población china. Tanto es así que hace pocas semanas se anunciaba el lanzamiento del primer fondo chino especializado en vino, el Dinghong Fund, que pretende captar alrededor de un billón de yuanes (unos 156 millones de dólares). 

El fondo, que invertirá principalmente en cosechas de Burdeos y Borgoña, está dispuesto a atrapar (requiere un periodo de permanencia de cinco años) el interés y el dinero de una población que hoy se mueve a impulso de marcas de lujo (el año pasado, un comprador chino pagó 140.000 dólares por dos botellas Lafite Rothschild de 2009). ¿Tendrá éxito ? Muchos no lo dudan. Con una inflación en el 6,5%, los chinos están deseosos de encontrar productos con los que obtener una rentabilidad atractiva. Y este promete, que no garantiza, alrededor de un 15%.

Con ello, se pretende emular proyectos similares nacidos en otros países. Uno de los más conocidos es el Vintage Wine Fund, de OWC Asset Management.  El fondo, registrado en las Islas Caimán, invierte en vinos «top» de diferentes regiones, desde la Borgoña a la Toscana, pasando por los viñedos de España, Portugal, California o Australia.

Otros ejemplos son los de International Wine Fund, Ipopema Fine Wine, Wealth & Fine Wine Fund, SPL Fine Wine, Starwines Chefs Fund, Vinum Fine Wine, BPA Fonds Wine, Deutsche DWS Wine Growth Commodity (estos dos últimos invierten en la compra física de botellas), SGAM Premier Cru o Wine Growth Fund; todos ellos muy diferentes a lo que aquí se conoce como fondo de inversión (la mayoría son cerrados, no disponibles en España, exigen  permanencia mínima y, por tanto, son ilíquidos). Hay incluso un índice sobre el vino: el Liv-ex Fine Wine 100 Index, calculado cada mes y que hoy está compuesto un 95% por Burdeos tintos, un 1,7% por Borgoñas tintos, un 0,9% por Burdeos blancos, un 2% por Champgne, un 0,3% por vinos italianos, y un 0,1% por caldos del Rhin.

El caso del Vini Catena

En España también tenemos nuestro fondo de vino, pero su esquema es totalmente diferente
. El March Vini Catena, de  March Gestión de Fondos, es un fondo tradicional, con liquidez diaria, cuyo objetivo es invertir en compañías cotizadas que tengan un porcentaje significativo de sus resultados ligados a negocios que tienen que ver con la cadena del valor del vino: compañías distribuidoras, bodegas, compañías agrícolas o industria auxiliar del vino.

Dicen sus responsables, que se trata de un fondo de carácter defensivo y que, pese a no haber sido inmune a la fuerte caída de las Bolsas de este verano, su comportamiento ha sido mucho mejor que el de la mayoría de las Bolsas mundiales (cerró agosto con una caída anual del 6%). Entre los valores que mejor se comportaron: el grupo vinícola australiano Treasury Wine Estates; los fabricantes norteamericanos de maquinaria Deere y The Toro Company, los grupos de fertilizantes Potash  y Syngenta, y el holding japonés de destilados Takara. «A lo largo de los últimos meses, el fondo ha aumentado su exposición a las compañías bodegueras de la región de Champagne que tiene en cartera (Laurent Perrier, Lanson BCC y Vranken Pommery), especialmente en los últimos días de agosto tras la fuerte caída en sus cotizaciones», señalan desde March Gestión. 

Por otra parte, han afianzado su apuesta por Treasury Wine States, donde han tomado posiciones. Se trata de la mayor compañía vitivinícola del mundo, fruto de la segregación del grupo australiano de cerveza Foster`s. Tiene una posición de liderazgo en Australia y una fuerte presencia en Estados Unidos, y está esperando beneficiarse del esperado crecimiento tanto de este último mercado como de China. El fondo, que subió en 2010 un 22,62%, ha recibido en los ocho primeros meses de 2011 entradas netas por valor de 17 millones de euros, tanto a través del fondo español como de la sicav luxemburguesa, creada en diciembre de 2010 Fuente: Finanzas

12 de septiembre
Jay Miller en Argentina: "El Malbec seguirá creciendo en USA"


Mendoza - 11 de septiembre (Télam) El especialista estadounidense Jay Miller, uno de los hombres mas influyentes del vino a nivel internacional, consideró que el vino argentino seguirá creciendo en el mercado estadounidense.


Al participar del VII Foro Internacional Vitivinícola realizado en Mendoza, dijo a la Agencia argentina Telam que al vino argentino en el futuro "lo ve muy bien", sobre todo en el mercado de Estados Unidos, que es donde mejor lo observa. "No veo ningún impedimento para que el malbec detenga su crecimiento en el país", dijo


Sobre la crisis económica de USA y cómo afectó al consumo de vino, sostuvo: "Consumimos mas vino, peero de menor precio. Es una buena noticia para Argentina, ya que la mayoría de sus Malbec y Torrontés están en un rango de 10 a 20 dolares".


En  relación a una cata de vinos argentinos que hizo el mes pasado en Nueva York, opinó: "Probé una gran variedad de vinos, no sólo Malbec, sino también Torrontés, Chardonnay, Sauvignon Blanc y otras variedades tintas. El Malbec continúa siendo la cepa tinta mas distinguida, y entre las blancas, el Torrontés es el más interesante".


Acerca de que cada vez en el etiquetado de los vinos los mercados mas exigentes requieren la información acerca de la huella de carbono afirmó: "Lo veo excelente. Es muy buena cualquier iniciativa que ayude a mantener saludable al medio ambiente, y por eso hay que valolarla".


Por último dijo: "Es la cuarta o quinta vez que vengo a la Argentina. Ha habido una gran evolución. Me encanta cómo se mueve la industria del vino en la Argentina", finalizó.


12 de septiembre 2011


Friday, September 02, 2011

Las calorías que tiene una copa de Vino


Hemos recibido este material que queremos compartir con nuestros lectores relacionados con el Sistema de Comunicación Multimedia de Diario del Vino, por tratarse de un dato interesante. La versión en inglés la pueden consultar en esta dirección, en tanto les damos las plantillas de valores de calorias de vinos tintos y blanco por copa. 


Tinto


  • Mouvedre - 129 calorías en una copa de vino Mouvedre
  • Zinfandel - 129 calorías en una copa de vino Zinfandel
  • Borgoña - 127 calorías en una copa de vino de Borgoña
  • Sangiovese - 126 calorías en una copa de vino Sangiovese
  • Barbera - 125 calorías en una copa de vino Barbera
  • Petite Syrah - 125 calorías en una copa de vino Petite Syrah
  • Cabernet Franc - 122 calorías en una copa de vino Cabernet Franc
  • Cabernet Sauvignon - 122 calorías en una copa de vino Cabernet Sauvignon
  • Burdeos - 122 calorías en una copa de vino de Burdeos
  • Merlot - 122 calorías en una copa de vino Merlot
  • Claret - 122 calorías en una copa de vino Claret
  • Syrah - 122 calorías en una copa de vino Syrah
  • Pinot Noir - 121 calorías en una copa de Pinot Noir vino
  • Garnacha - 120 calorías en una copa de vino Garnacha
  • Carmenere - 118 calorías en una copa de vino Carmenere
  • Lemberger - 118 calorías en una copa de vino Lemberger
  • Gamay - 115 calorías en una copa de vino Gamay
  • Carignan - 109 calorías en una copa de vino Carignan
Blanco

  • Pinot Grigio - 122 calorías en una copa de Pinot Grigio vino
  • Fume Blanc - 121 calorías en una copa de vino Fume Blanc
  • Semillon - 121 calorías en una copa de vino Semillón
  • Chablis - 120 calorías en una copa de vino de Chablis
  • Hock - 120 calorías en una copa de vino Hock
  • Gewurztraminer - 119 calorías en una copa de vino Gewurztraminer
  • Pino Blanc - 119 calorías en una copa de vino Pinot Blanc
  • Sauvignon Blanc - 119 calorías en una copa de Sauvignon Blanc vino
  • Chenin Blanc - 118 calorías en una copa de vino Chenin Blanc
  • Riesling - 118 calorías en una copa de vino Riesling
  • Müller Thurgau - 112 calorías en una copa de vino Müller Thurgau
  • Liebfraumilch - 110 calorías en una copa de vino Liebfraumilch
  • Zinfandel blanco - 110 calorías en un vaso de vino blanco Zinfandel
  • Chardonnay - 95 calorías en un vaso de vino Chardonnay
Ahora a disfrutar: Salud!

02 de septiembre de 2011

Sunday, June 19, 2011

China: Vino de serpiente


Zhejiang, un pueblo de China, es actualmente el mayor productor de un producto no tradicional: la serpiente. Este floreciente negocio se inició cuando Yang Hongchang, un agricultor de 60 años, comenzó  a capturar serpientes para venderlas a comerciantes en animales. La zona tiene una extraña característica: es un habitat natural de serpientes de todo tipo: cascabel, pitón, cobras y víboras diversas hacen de este lugar un alucinante serpentario natural.

Después de las primeras ventas, Yang se dió cuenta que podría sacar mayor provecho del negocio si en vez de correr tras sus presas, tenía en su propia casa un criadero que le asegurara la disponibilidad de estos animales para ofrecerlos. En poco tiempo, sus ventas se multiplicaron. En tan sólo tres años se hizo multimillonario, y entonces sus vecinos comenzaron a imitarlo. Hoy en día, más de tres millones de las serpientes son criados en el pueblo todos los años por 160 familias campesinas. Las serpientes son conocidas por sus propiedades en la medicina tradicional china y por lo general se toma como sopa o vino para aumentar la inmunidad de la persona.

Yang ha comenzado su propia compañía para hacer su negocio más formal y construir una marca, y también para llevar a cabo la investigación y el desarrollo de sus productos, que van desde la serpiente seca para vino de serpiente y el polvo de serpiente.
El negocio es apoyado por el gobierno chino y las compras de laboratorios, restaurantes y empresas que fabrican productos como el vino de serpiente, multiplican las ganancias de este pueblo campesino, con entradas de millones de dólares que es la envidia de sus vecinos. 
Fuente: Reuters

Friday, June 17, 2011

China trata de crear un centro vitivinícola en las Montañas Helan


Empresas ligadas con Occidente están ayudando a los chinos a crear un centro turístico alrededor de la cultura del vino en las Montañas Helan.


Las Helan son un centro montañoso que mide 200 kilómetros de norte a sur, con un ancho de 15 a 50 kilómetros, con un promedio de 2.000 metros de altura. Lo cruza el rio Amarillo a una altura de 1.100 metros sobre el nivel del mar. El pico mas alto tiene 3556. El clima es semi desértico con una zona de regadío muy próxima a la ciudad de Yinchuan. La región pertenece en gran medida a la provincia de Gansu.


El centro de operaciones es precisamente  la ciudad de Yinchuan (Río de Plata) que tiene una rica historia desde el siglo I. El centro urbano de Yinchuan se encuentra a mitad de camino entre el Rio Amarillo y el borde de las montañas Helan. Yinchuan, pese a procesar carbón y textiles, todavía es una ciudad de características agrarias. Un tercio de su población es musulmana. 


Actualmente la región tiene una interesante zona plantada de viñedos y unas 16 empresas encargadas de procesamiento vitivinícola se asentaron en ella. No obstante, también la cerveza está siendo experimentada con incipientes proyectos. 


Sin embargo, el proyecto chino apunta a establecer un centro turístico con la concurrencia también de empresas que desarrollen todo cuanto esté relacionado con la cultura del vino para la venta de souvenir, hospedaje, etc. Las Montañas Helan ya constituye un centro turístico con el atractivo de las tumbas Imperiales de la dinastía de Xia Occidental (1032-1227). El gobierno planea presentarlas para integrar la lista de Patrimonio Cultural de la Humanidad.


El plan tiene una proyección de 10 años para desarrollar el vino de Montaña Helan. También está previsto el desarrollo de un post-grado de la Universidad A & F, con asistencia de Wine Academy,  con vistas a suministrar garantías de recursos humanos a las empresas que se radiquen en la región.


Diario del Vino
16 de junio de 2011

Wednesday, June 15, 2011

Château Cheval Blanc inaugura nueva casa


El emblemático château de Saint Emilión inauguró el 9 de junio pasado nuevas instalaciones con un costo aproximado de entre 10 y 15 millones de euros, según noticia distribuída por la agencia AFP, y no desmentida por la empresa.

El proyecto comenzó a gestarse en el año 2007 y empezó la construcción en el 2009. Las instalaciones fueron concebidas por el arquitecto Christian de Portzamparc, que realizó entre otras cosas la Ciudad de la Música de París y la "tour" Vuitton en Nueva York. 

Las instalaciones tienen una particularidad: sus cubas de hormigón - 52 en total - se sitúan en el subsuelo de una colina, y ya tiene el apodo de "la bodega bajo la colina". Esto le permitirá a la empresa vinificar de manera distinta cada una de las 44 parcelas del dominio que comprenden 37 hectáreas, y obtener una mayor precisión en el ensamblaje. Las antiguas instalaciones disponían de tan sólo una treintena de cubas.

La bodega posee Certificado de Calidad Medio Ambiental, gracias al material empleado y el tratamiento del agua, los residuos y la energía, lo que asegura el bienestar de las personas que trabajan en el lugar. 

Château Cheval Blanc pertenece a Bernard Arnaud, que comparte acciones al 50 por ciento cada uno con el barón Albert Frère, administrando Pedro Lurton (Presidente de Château D´Yquem). El dominio Cheval Blanc es Primer Gran Cru Clase A de Saint-Emilión, clasificación que comparte con château Ausone. 

Hay que destacar que esta empresa tiene un convenio de producción compartida con una empresa argentina - único en su tipo en todo el mundo - por el cual elabora en el país sudamericano la etiqueta Cheval de Los Andes. 



Diario del Vino
25 de junio de 2011

Monday, May 02, 2011

Argentina - Consumo
El mercado de las bebidas suma nuevas categorías 
Informe de Gabriela Samela publicado por IEco.clarin.com

Las opciones más tradicionales para el consumidor argentino, como los vinos y las gaseosas, pierden terreno frente a los jugos, aguas saborizadas y distintos tipos de cerveza. Y también crecen a buen ritmo productos de reciente aparición, como las isotónicas, energizantes y los jugos de soja.



Empujada por el marketing de la vida saludable, las entusiastas campañas publicitarias para jóvenes, el aumento general del consumo, las tendencias internacionales y ciertos cambios culturales, una amplia oferta de bebidas se subió a la mesa cotidiana de los argentinos, disputándoles espacio a las opciones más tradicionales, como el vino y las gaseosas.
Cervezas, aguas minerales y saborizadas, jugos, amargos y las bebidas de la categoría llamada "nueva era" (isotónicas, energizantes y a base de soja) crecen a buen ritmo en la preferencia de los consumidores. Del total del sector bebidas, el 52% está compuesto por las bebidas sin alcohol.
Este segmento está liderado por las gaseosas, que representan el 40,7% del mercado en términos de litros producidos. Las siguen las aguas, con el 23,9, y los jugos, con el 23,7. Las aguas son el subsegmento que ha experimentado un mayor crecimiento en los últimos años. Según un estudio de Claves ICSA sobre el mercado de bebidas sin alcohol, las aguas en su conjunto crecieron un 136% en el período que va de 2005 a 2009, y la tendencia continúa, aunque en volumen están lejos de las gaseosas.
En cuanto a las bebidas alcohólicas, el dato más saliente es el desplazamiento del vino por la cerveza como bebida más consumida por los argentinos. En 2003, la cerveza superó al vino en cantidad de litros consumidos por habitante por primera vez y de ahí en más continuó creciendo y ampliando la brecha. En 2010, el consumo de cerveza se ubicó en 42,9 litros per cápita, según informa Quilmes, y el de vino en 25,1, según datos de Abeceb.
Razones para el cambio 

El fenómeno es global y se relaciona con cambios culturales. "Antes, las bebidas se tomaban por tradición. En la Argentina, había dos bebidas por mesa: el vino y la soda.
Ahora, en cambio, hay una bebida para cada persona, la familia come en distintos horarios y se pasó de beber por tradición a beber por placer", analiza Sergio Villanueva, director ejecutivo del Fondo Vitivinícola Mendoza y gerente de la Unión Vitvinícola Argentina.
En el país se producen alrededor de 1.500 millones de litros de vino por año, de los cuales el 80% queda en el mercado interno. De esa porción, el 80% son vinos de consumo cotidiano, de hasta 10 pesos. Fue justamente este segmento el que más mercado perdió frente al avance de la cerveza. Mientras tanto, aumentó el consumo de los vinos varietales de mayor calidad, pero no compensó la caída global.
En el Fondo Vitivinícola entienden que hubo un error de estrategia: con la crisis económica, los vinos de menor precio perdieron margen de rentabilidad y dejaron de hacer publicidad. Los que sí podían hacerlo eran los vinos de alta gama, que conservaban un margen mayor de ganancias. "Pero el vino e segmentó de tal forma, se asoció de tal manera con la sofisticación, que la cerveza pudo aprovechar los lugares que había dejado vacante en el consumo popular", dice Villanueva. La discusión hoy, agrega, es cómo producir con menor graduación alcohólica, volver a habilitar las mezclas y promover espacios de consumo que fueron copados por la cerveza, "como el encuentro con amigos, la pizza o lo juvenil", ejemplifica (ver Vino vs Cerveza).
Además del paso de la tradición al placer, los cambios en el sector de las bebidas fueron impulsados por el marketing de la vida saludable. Las fuertes campañas de las aguas se apoyaron en este concepto y su crecimiento impulsó a que las empresas de gaseosas incursionaran también en el subsegmento de las saborizadas. "La aparición de estas bebidas viene a dinamizar el mercado de las gaseosas, ya maduro", dice Horacio Lazarte, economista de Abeceb. "Cuando un mercado está maduro es necesario generar nuevas necesidades", agrega.
Por su parte, Gonzalo Vázquez, director de Claves, señala que "el mercado de gaseosas tiene una demanda estable, pero por estar en una etapa de madurez requiere mejorar los canales a través de los cuales llegar al consumidor final y sumar inversión publicitaria".
La competencia en todos los rubros es fuerte, porque además, se trata de un mercado altamente concentrado. "En bebidas sin alcohol, se estima que hay más de 2.400 empresas en todo el país, pero las cinco líderes concentran el 65% del share", dice Vázquez.
Los grandes actores del sector son Coca-Cola, que además de liderar en gaseosas ingresó al mercado de las saborizadas con su línea Aquarius; Pepsi-Cola, que lidera en las isotónicas con Gatorade; Danone, productora de Villa Vicencio, Villa del Sur, Ser y Levité; Krafts, que hace los jugos Tang y Clight, y RPB, que fabrica Baggio, Mocoretá y Vida. En cervezas, Quilmes lidera un sector que comparte con Cicsa e Icsa. En vinos, en cambio, hay más de 1.000 bodegas.